18 de agosto de 2016

Silvia Elena Tendlarz


¿Cómo pensar el autismo desde una perspectiva psicoanalítica? ¿Se puede seguir considerándolo como un tipo clínico dentro de la psicosis? ¿Es posible sostener una propuesta de tratamiento analítico? ¿Cuáles fueron las variaciones de abordaje del autismo a través del tiempo?
El libro Clínica del autismo y de la psicosis en la infancia fue redactado a partir de las clases dictadas en la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires en la materia de grado que lleva este nombre durante los años 2013 al 2015, pero es resultado también de algo más.
El trabajo con niños autistas y psicóticos fue modificándose a lo largo del tiempo. Desde los primeros trabajos en los años 30 hasta ahora, la especificidad de la psicosis en la infancia y su relación con el autismo ha despertado el interés de distintos analistas que se han incluido, a través de sus trabajos, en esta gran conversación. Otras orientaciones, como las cognitivas-comportamentales, proponen tratamientos con niños autistas. Por otra parte, a partir de los Manuales Diagnósticos, el término de psicosis es utilizado cada vez menos dejando en el palco de la infancia al autismo como diagnóstico que psicopatologiza la infancia.
Este libro se centra solo en el estudio de los trabajos psicoanalíticos desde sus distintas perspectivas, sus aciertos y tropiezos, sus aperturas e invenciones, y tiene como eje de lectura una orientación lacaniana.
Desde el año 2012 se ha producido un giro en la comunidad psicoanalítica lacaniana internacional en relación a la forma de abordar el autismo. Deja entonces de considerarse como un polo extremo de la esquizofrenia y cobra su propio estatuto. Este vuelco conceptual abre un camino novedoso de invención y de encuentros en la clínica del autista, que son explorados, tematizados, abordados en su singularidad, respetando la diferencia y la diversidad.
Las clases dictadas en esta Cátedra de la Universidad de Buenos Aires fueron la ocasión para mí de explorar las consecuencias teóricas y clínicas de la distinción entre el autismo y la psicosis, y de recorrer los senderos por los que transita la "exploración del autismo". Desde la orientación lacaniana transmitida por Jacques-Alain Miller, y a partir del seguimiento atento de los trabajos tanto de Eric Laurent como los de Jean-Claude Maleval, volví a trabajar sobre la propuesta de los distintos autores, y las puntualizaciones de Jacques Lacan sobre el autismo y sobre la psicosis en la infancia en forma diferenciada. Mi primer libro sobre el tema, ¿De qué sufren los niños? La psicosis en la infancia, de hace veinte años atrás, de 1996, fue vuelto a interrogar desde este nuevo hilo de Ariadna que provocó en mí sorpresas y descubrimientos inesperados.
En un siglo en el que las narrativas autistas despiertan cada vez más interés, este libro intenta transmitir algunas reflexiones sobre el trabajo en la comunidad analítica, y qué se puede aprehender sobre las preguntas que despierta el autismo.
Si bien inicialmente este libro fue pensado como expresión de las clases dictadas oportunamente, su transformación en un texto escrito incluye algo más. Surge entonces la necesidad de transmitir la manera en que se ordenaron para mí todos estos textos incluyendo algunas precisiones suplementarias. Así, el texto escrito interpela a quien lo escribe y se desliza en su vuelo a la manera del Icaro de Raymond Queneau.
No se trata entonces solo de lo que resta del decir en lo dicho, sino de fijar en lo escrito un decir. El lector tiene pues la última palabra.

Silvia Elena Tendlarz
Buenos Aires, enero de 2016