20 de febrero de 2016

Mimí Bayarri en Escriben los Psicoanalistas.

Mimí Bayarri
Diario de un pequeño viaje

30 de Septiembre del 2015.

Me encuentro en San Carlos de la Rapita, hoy cumplo 65 años, ¡que maravilla¡. Me acompaña mi hermana  Ángeles,de mis diez hermanas la que nació cuando yo tenia solo 14 meses, siempre hemos estado muy unidas, su marido Moncho y Xemi, mi marido.

He venido a celebrar con ellos mi cumpleaños en el Delta del Ebro. Deseábamos embarcarnos para conocer los viveros de ostras y mejillones y degustarlos, pero no ha sido posible pues el mar de Levante ha impedido que las barcas salieran de puerto. Lo hemos solucionado degustando en un restaurante tan preciado manjar. Pasaremos la noche aquí y luego Xemi y yo partiremos para Girona.
En Salt, un pueblo cercano a Girona se realiza la Feria Internacional de Cestería y estoy deseando conocerla.

1 de Octubre del 2015

Ya estamos en Girona, el apartamento se encuentra en la parte antigua de la ciudad, es pequeño pero tiene lo imprescindible, la dueña de la casa nos informa que este fin de semana se realiza la Ceremonia del Fuego, es un itinerario de fuego, luz y música por el barrio viejo de Girona, lo realiza la misma gente que llevan años haciéndolo en Lyon todos los 8 de Diciembre, en “la Fiesta de las Luces”, y es uno de los eventos que deseaba poder vivir. Esta vez la montaña vino a mí.

En la autopista nos hemos encontrado con un control policial espectacular, yo nunca he visto nada igual en directo, solo en las películas, seleccionaban solo a los turismos, e íbamos un coche detrás de otro hasta sacarnos al área de servicio, acabamos de entrar en Cataluña, allí se encontraban varios coches y furgones de policía, policía con metralletas, todos con chalecos antibalas, policía de cuerpos especiales y hasta estaba la chica de la película, que indicaban que coches registrar, el coche de delante nuestro, que por la vestimentas de las mujeres indicaban ser islámicos, lo paran y le quitan las llaves del coche hasta que acaban de registrar al anterior, para finalmente indicarles que dejen el coche para su registro. A nosotros nos dejan pasar.

2 de Octubre del 2015

Esta mañana hemos cogido el tren turístico y hemos subido por todo el barrio viejo, que si no fuese de esa manera no hubiese podido verlo, calles estrechas y empinadas, donde se encuentra la catedral católica  y la basílica de Sant Feliu, a los pies del barrio judío, coronando con la Universidad de Girona en antiguos conventos desamortizados.

Por la tarde hemos visitado la casa Maso. Reconstruida por Rafael Maso en principios del siglo XIX. El padre del arquitecto, impresor, fue adquiriendo las pequeñas casas contiguas hasta un total de cuatro y se traslado a vivir allí con su familia. Recorrerla es trasladarte a esa sociedad burguesa y católica por el sostenimiento de  las mujeres. Social, vividora y comprometida por los hombres.
En toda ella se ve el trabajo bien hecho de los artesanos. El origen de la casa parte de la familia de la madre, se siente su presencia, así como las relación  especial del arquitecto con ella que no llego a vivir nunca en ella, no así sus hermanos. Dos de sus hermanas solteras, vivieron hasta su muerte allí. El hermano mayor, abogado vivió y traslado su bufete. También los otros dos hermanos uno farmacéutico y el otro pedagogo, así como su hermana casada. Todos ellos con sus cónyuges. Al preguntar a la guía si Rafael se había casado me comenta que tuvo una relación con una mujer pero el padre de ella no permitía la relación y la mando a un convento donde mantuvieron una relación secreta episcopal. Finalmente el padre acepto con la condición de que fueran a vivir con él. Me dice “Rafael Maso era muy moderno”.

3 de Octubre del 2015

Esta mañana hemos ido a la Feria Internacional de Cestería, motivo por el cual he realizar este viaje,he disfrutado mucho hablando con los artesanos y sacando fotos de su producción. Estoy agotada, aunque me he sentido muy cercana a ellos me ha faltado poder trabajar con ellos, no obstante he contacto con una artesana del esparto que da clases en Valencia que me informara cuando empiece las clases. Solo un artesano trabajaba el ratán, material con el que yo trabajo,es un producto natural que se obtiene de una variedad especifica de enredadera originaria del Lejano Oriente donde se produce una fuerte explotación tanto de la tierra como de la mano de obra. El mimbre en cambio se cultiva en España. Me es más fácil y cómodo de trabajar con el ratan, pero tendré que pensar en ir dejándolo, me he comprado mimbre.

4 de Octubre del 2015

Estamos en el camping de Amella de Mar, un precioso pueblo pesquero, en un bungalow, aunque no se esta mal, todo ha sido una decepción.
 Esta mañana después de dejar Girona y su encantador apartamento hemos vuelto a la Feria de Salt, me había quedado con ganas de estar más tiempo con los artesanos, cada vez me siento más una de ellos. Las cuerdas, los nudos, las fibras, su manipulación abren en mi mente un espacio nuevo.
 Valencia queda a más de cuatro horas de viaje y hay que volver. Decidimos detenernos a pasar la noche en este pueblo, al que habíamos venido hace 20 años y teníamos un bonito recuerdo, del buen pescado que comimos, del encantador camping al lado del puerto. Después de dos horas en coche llegamos al restaurante y la comida resulto desastrosa, vamos al camping y ya no estaba en el mismo sitio lo había trasladado, a tres Kilómetros, dicen que se ve el mar, pero desde donde estoy oigo más la carretera. No obstante me encuentro bien. Con la cabeza llena de posibilidades

5 de Octubre del 2015

De vuelta a Valencia escucho en la radio que se han detenido a cuatro yihadistas en España en una redada conjunta entre la policía española y francesa.
Mañana retomo mi espacio. La consulta, las clases de salsa, el taller de cestería, las actividades de la Escuela (ELP), los colegas, los amigos, la familia.
El próximo viaje ya tengo pensado donde iré, a un curso de esparto en Albacete. Ya os contare.
                    Mimí Bayarri de Romany