31 de julio de 2015

Adrina Luka - Trauma, real y urgencia subjetiva



Adriana Luka

                        Trauma, real y urgencia subjetiva

La llamada urgencia subjetiva se puede verificar no sólo en una demanda inicial de análisis sino en el curso del mismo  cuando un  acontecimiento traumático  irrumpe sin previo aviso, ya sea una  muerte , accidente o enfermedades, entre otros .
Se trata de una irrupción de  lo real, contingente, sobre las representaciones simbólicas e imaginarias de un sujeto.
Un encuentro azaroso e imprevisto puede desarticular un programa de vida de un sujeto  en el  que se incluye su deseo y su goce
Ese encuentro con lo real se equipara al trauma? Podemos identificar trauma   y   real? la coma en el título Trauma, real y urgencia subjetiva implica que el trauma es un real inasimilable y lo es en tanto que  hay una implicación del sujeto que lo lleva a la repetición “es la calidad de inasimilable de esa repetición que determina que ese real sea el motor de la repetición” (1) .es la marca  del trauma que al perdurar condena   al sujeto a la repetición. 
Lacan toma la repetición al principio de su enseñanza del lado de lo simbólico, del lado del automaton   pero más adelante   lo toma como la repetición del real trauma, la tyché.
Esta   función de la tyché , como encuentro fallido con lo real , más allá del automaton , bajo la forma de trauma que no se inscribe ,del orden de lo inasimilable , sin representación “que determina todo lo que sigue y le impone un origen accidental”, no causal, presencia de lo  real que en sí mismo es siempre traumático es señalado  por Lacan en el Seminario 11. Es además el antecedente de su noción de real sin sentido y sin ley del Seminario 23.
Lo real traumático desencadena   en un sujeto apremio, desborde y “angustia que es el síntoma de todo acontecimiento de lo real” (2) y hace   que los referentes simbólicos e imaginarios del mismo se desvanezcan.
Es justamente a partir del síntoma que un sujeto puede responder a lo traumático de lo real . La no absorción de lo real en lo simbólico es lo que desencadena la angustia.
En un sujeto la muerte súbita de un íntimo amigo con quien compartía la pasión por la música lo deja sin voz . Trauma que lo enfrenta a lo real del muerte, la suya .Estupor y angustia determina una certeza “el también se puede morir”.Certeza que hace vacilar un fantasma de omnipotencia frente al real de la muerte.
La  búsqueda de sentido , a lo que carece de él son ,como dice Lacan en el Seminario 23   historias que teje el pensamiento en relación a ese real que no es sino  un fragmento (bout) un cogollo (trognon), pero el estigma de ese real como tal es no enlazarse con nada.
Lo real no existe, solo hay trozos o fragmentos de real, no hay el universal de lo real , solo existe para cada sujeto que dará cuenta de lo que ha sido traumático para él.
Inasimilable al principio de placer el trauma que irrumpe como núcleo de lo real , sin sentido y sin ley , lo es también sin la mediación del fantasma que permite la homeostasis subjetivante   pero ,en algunos casos, se verifica, que es por la vía del fantasma que se intenta un modo de tratarlo dando algún sentido para enfrentar el acontecimiento traumático.
“ …el psicoanálisis se inscribe en una voluntad de no limitar el trauma a un fuera de sentido cuantitativo. Considera que en el accidente más contingente, la restitución de la trama del sentido, de la inscripción del trauma en la particularidad inconciente del sujeto  síntoma y fantasma es curativo”(3)
Durante la adolescencia de una paciente sus padres se separan , este hecho aunque sospechado tiene como consecuencia el padecimiento de una enfermedad que requirió de muchos cuidados médicos . Pasados los años, una enfermedad de   diagnóstico reservado le aqueja a su única hija, lo que la remite a un trauma anterior en el que era su cuerpo el sometido a   múltiples   estudios y consultas. La repetición de lo traumático toca el cuerpo, y padece intensas cefaleas que remiten en el curso del análisis.
La ciencia en estos   casos intentará responder desde otro real, el saber en lo real y por la vía de las últimas investigaciones, los protocolos a llenar, las nuevas tecnologías   dará respuestas a lo que no las tiene, intentando suturar el agujero de la inscripción de lo imposibles de escribir, de ese no hay, que da  cuenta de la incidencia del lalengua en el cuerpo, del   agujero de la de la relación sexual   imposible de escribir, trauma estructural .
Distintas también serán las respuestas de las terapias del trauma que toman lo real traumático como exterior, sin considerar la subjetividad en juego que da lugar   a las diferentes respuestas de cada sujeto frente a un mismo acontecimiento traumático
 Es por la vía del psicoanálisis que se posibilitará la invención de un síntoma, solución que responde al trauma de la lengua .
.La red significante que sí sigue las leyes del Principio del placer atrapa al azar   un trozo de real, exterior al sujeto, real que pertenece a su determinación más íntima.
 “Es en ese encuentro lógicamente imposible donde la noción de trauma adquiere su sentido en la enseñanza de Lacan”- Dice Miquel Bassols en El eco  de un decir(4)
                                                                                                
                                                                                            Adriana Luka
(1)Miller J-A Curso el Ser y el Uno  2011 inédito.
(2) Lacan J.   “La tercera”  Intervenciones y Textos . Ed Manantial  1998
(3) Laurent Eric :Lost in cognition “El tratamiento de la angustia post traumática”   
                           Pag.133. Ed.Colección diva 2005
(4) Bassols M.   Estudios psicoanalíticos 4  Trauma  y discuso   “El Eco de un                
                          decir” Ed.Eolia1998
Lacan J.    Seminario 11   Paidos .1998
Lacan J:    Seminario 23  Paidos   2006