20 de marzo de 2015

Vamos a seguir permitiéndolo?






Vamos a seguir permitiéndolo?
Hoy es un día muy triste para todo el equipo de salud.
Dos médicas del hospital Fernández fueron condenadas a 3 años de prisión en suspenso, inhabilitación por dos años y trabajo comunitario, acusadas de ABANDONO de persona.
Como quedo demostrado en los alegatos de la defensa y aún en el alegato de la fiscal, las dos médicas hicieron lo que desde SAME se les indicó.
Tratare de resumir los hechos: ( hoy quizá no puedo darles precisión en las fechas, pero si explicarles de manera breve lo ocurrido).
En abril de 2011 se pide un auxilio desde la Villa 31. El auxilio se cubre con la Fernández 1, esta llega a un punto de encuentro ( existía un acuerdo para que las ambulancias no entrarán a la Villa y los pacientes fueran traslados hasta dos puntos de encuentro) y aguarda que le traigan al paciente. Se empieza a generar un conflicto de intereses entre el chofer, la policía y el SAME. En varias oportunidades se modula a SAME para preguntar que conducta debía tomarse. Los que hacen ambulancia saben muy bien que no se toman decisiones por propia cuenta y que siempre se consulta al SAME sobre la conducta a seguir. Después de varias días y vueltas el SAME le termina indicando a la Fernández 1 que se retire.
Como el auxilio seguía siendo reclamado se envía a otra ambulancia con otra profesional. En este caso vuelve a ocurrir lo mismo. La ambulancia no entra a la Villa. La policía no da el apoyo necesario. El SAME reitera orden de no entrar.
El paciente con atc de hiv, hepB, fallece. El motivo del pedido de auxilio es "posible convulsión", aclaro en este punto "posible" porque las supuestas convulsiones no fueron constatadas por ningún médico. Tampoco sabemos la hora de la muerte. Según lo leído hoy en la causa el paciente tenía una miocardiopatia dilatada y edema de pulmón.
La cuestión es que aunque en todas las grabaciones que se escucharon hoy la voz de quienes modulaban eran de los choferes y del otro lado quienes daban las indicaciones de no entrar era personal de SAME, las ÚNICAS imputadas fueron dos médicas del hospital.
Fueron imputadas y encontradas culpables de abandonar a alguien con el que NUNCA estuvieron en contacto.
A esta altura se preguntarán lo mismo que nosotros hoy:
Como se llegó a esta instancia en donde el sistema hace agua y la culpa la tienen los médicos?
Cuantas veces en un solo día de guardia hacemos cosas que exceden nuestras funciones o tratamos de subsanar fallas del sistema por el bien de los pacientes?
Por qué la asociación que nos nuclea gremialmente ni siquiera nos comunico lo que pasaba y fue recién esta semana por motus propio nos empezamos a enterar y difundir lo que sucedía, hasta culminar hoy con unos 70 médicos en la sala acompañando a Marcela y a Eva?
Por qué NADIE del SAME esta imputado en la causa?
La puerta que hoy se abrió, sentando jurisprudencia es apocalíptica. Nos pone en una situación de vulnerabilidad y debilidad absoluta. La fiscal pidió 5 años de PRISIÓN.
Prisión para médicos que no entraron a la Villa. No somos delincuentes. Somos médicos. Y tenemos miedo. Y todos los que trabajamos en el sistema sabemos lo perverso que es. Sabemos que los que deciden son los choferes. También sabemos que mucha de la policía que debiera protegernos nos expone.
Todos los médicos que estuvimos hoy creímos que debíamos empezar a hacer lo que nuestros representantes gremiales no hicieron. Creemos que debemos empoderarnos. Esto es sólo una invitación, un lugar donde empezar a conocernos y apoyarnos.
Es también Un llamado de atención: estamos en peligro. El sistema falla y nosotros venimos hace tiempo haciendo que funcione a costa de nuestro propio pellejo. El ministerio público nos expone a terribles condiciones laborales y después nos juzga y encuentra culpables por lo que el no puede responder como resarcimiento moral de su propia culpabilidad.
La pregunta es:
Vamos a seguir permitiéndolo?
A Través de Ricardo Allegretti.