5 de enero de 2015

Cecilia Collazo- Argentina- Minificciones- Bio y Textos.



                               
Cecilia Collazo
      

                              Breve Reseña del Autor


Cecilia Elsa Collazo
(Platense)


Títulos

Maestra Normal Superior
Profesora en Psicología
Licenciada en Psicología
Esp. en Psicología Clínica

Psicoanalista



Participación en Talleres Literarios

En Poesía, con Patricia Bence Castilla. Editorial Ruinas Circulares.
Con Natalia Litinova y Javier Galarza.

En Narrativa, con Laura Galarza. Escritora Página 12 y otros.


Libros publicados

¿Qué escucha un analista? Grama Ediciones. Bs.As. 2007.

Psicosis y autismo infantil (Conceptos fundamentales y problemas clínicos). Editorial Letra Viva. Bs.As. 2013.


Poética Despiadada. Editorial Imaginante. Bs.As. 2013.

Éxtimos. (Cuentos, relatos y micro-cuentos).Editorial Imaginante. Bs.As. 2013.

La Rosa de Cobre. Ensayo Poesía y Psicoanálisis. Letra Viva. Bs.AS. 2014.

¡Viva Poesía! Poesía interactiva para niños. (en prensa)





Participación en Antologías


Finalista Concurso Letras Argentinas de Hoy 2011. Editorial de los Cuatro Vientos. Bs. As.

Finalista en Concurso Poetas y Narradores Contemporáneos 2012. Editorial de los Cuatro Vientos. Bs.As. 

Finalista en Poetas y Narradores Contemporáneos 2013. Editorial de los Cuatro Vientos. Bs.As.

Finalista Certamen Literario. Editorial Dunken. Bs.As. 2013. Antología Laberintos.

Invitación “Huellas a la Mar 3.” Ediciones Literarte. Bs.As. 2013.

 Invitación “Nueva Literatura Argentina 2013” Editorial de los Cuatro Vientos. Bs.As. (participación como autor destacado, medalla y diploma alusivos).

Invitación Antología “Tinta, palabra y papel 2013” Editorial La Hora del Cuento.
Córdoba.

Finalista en Concurso Literario en Poesía en Revista Guka. Biblioteca Nacional. 2014.



Otras publicaciones


Revista Virtual Literarte Argentina. (en poesía y cuento)  Año 2012.

Revista Literarte Soporte Papel. (en cuento) Año 12. N° 40.

Revista Palabras Diversas. España. (Micro-cuentos)

Revista Kundra. N° 7/2013, (publicación como poeta).

El Sigma. Portal Psicoanalítico en Internet. (Literatura y psicoanálisis)

Inventiva Social. blog de publicación literaria (en poesía)


Autora de los blogs: http//poeticadespiadada.blogspot.com
                                www.unsinthome.blogspot.com

--------------------------------------------------------------------------------------------






             HUESOS

   Cecilia E. Collazo
  
Con la urna en la mano caminaba hacia el auto.
El fémur no dejaba cerrar la tapa.
Recordaba que era el hueso más largo del ser humano.
La hermana y la madre a cada costado de su cuerpo.

Subieron.
 Adelante él y su madre.
Atrás, el padre en  la urna, y la hija de éste, sentada a su lado.

Al andar, la tapa se movía y dejaba entrever los huesos húmedos recién sacados de la tierra.
La hija con su mano sobre aquella, intentaba que el traqueteo no moviera los restos del padre.

Habían salido del Cementerio local para dirigirse a uno privado.

Llegaron.
 -Venimos a enterrarlo. Comentó el hijo.
-Los entierros de las urnas son en seis horas. Fue la respuesta.

Los tres tomaron nuevamente la urna, subieron otra vez al auto y se fueron a su casa.

Sentados a la mesa tomaron unos ricos mates amargos.
Mientras el padre esperaba dentro de su envase semiabierto sobre el sillón del living.

............................................................................................................................................






                                             Inocencia                              Cecilia E. Collazo


Any era dulce como la brisa de primavera, tenía una voz tenue y delicada.
Femenina, vestidita con polleras y puntillas que le hacía su propia madre.
Caminaba y jugaba con sus primos donde sus padres estaban de reunión.

Era un día soleado de esos donde la luz ilumina hasta los rincones.

 Queriendo compartir las charlas con los grandes, tocaba a su padre en el brazo para preguntarle cualquier cosa sin importancia. El padre en su intento de sacársela de encima,  le dijo: “Any andá a la esquina a ver si llueve”. Y salió...

Pasaron los minutos, las conversaciones de adultos iban y venían, la abuela con las tías, la madre con la cuñada, los chicos que jugaban.

 Al rato Any entra por la puerta de calle y vuelve a tocar el brazo de su padre, y le dice: “Papi, papi” con insistencia; él otra vez tratando de que lo dejara tranquilo en su diálogo, le pregunta casi a los gritos, “Qué querés”; a lo que ella le contesta, “No Papi, no llueve nada”.

Se hizo un silencio y se escucharon las risas familiares prolongadas.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------



Micro-cuento.  “La muñeca”.                                                   Cecilia E. Collazo



Esa mañana salieron de casa de la mano con un cierto misterio.
Su padre dijo que iban a ir a comprar algo y que esperaba su ayuda para eso. Viajaron hasta el centro. Llegaron a una juguetería, le hizo mirar todas las muñecas que había.
 Le dijo que no importaba que fuera cara, que eligiera la que más le gustaba.
Ella no podía creer su gesto, iba a regalarle la muñeca más linda de la vidriera.
 Entonces tímidamente, se animó a decidirse por la pelirroja de rulos, tan hermosa que a cualquier niña la hubiera impactado hasta querer poseerla.
Se la marcó con el dedo. Entraron al negocio, él le dijo sonriendo a la empleada, “eligió la colorada que está en la vidriera” La miraba como si estuviera orgulloso de ella.
El paquete era inmenso, al menos para una niña de cuatro años.

Lo colocó bajo su brazo. Tomaron el subte, y ella pensaba en el viaje, cuándo iba a dársela.
Se bajaron, caminaron hasta una casa señorial y tocaron el timbre.
 Un conocido de él, abrió la puerta. Detrás de ese señor trajeado estaba su hija, una niñita rubia un poco más grande que ella. El padre tomó el paquete y se lo entregó.

Silenció lo que sintió en aquel momento. Lo dejó guardado, hasta que un día de grande se lo contó a su madre y no le creyó.

Ese fue su primer contacto con la angustia, y no sería el último.

**********************************************************************