17 de diciembre de 2014

Christian Solano -Perú- Bio- Textos- Minificciones.




Christian Solano


Christian Solano (Lima, 1976): Estudió Literatura en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y Administración de Empresas en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC). Graduado de la Escuela de Escritura Creativa del Centro Cultural PUCP dirigida por Alonso Cueto e Iván Thays. Incluido en la Antología de minificción peruana «Circo de Pulgas» de Rony Vásquez y en la Antología de Latinoamericana de Minificción «Ballenas en Hormigueros» de la editorial mexicana Ojo de pez. Ha publicado el libro de microrrelatos Almanaque (Editorial Micrópolis, 2014). 

 Textos


Cura del susto (En: «Almanaque», Editorial Micrópolis 2014)
Tendría unos cinco o seis años. Vi una película sobre ratas gigantes y me asusté mucho. Papá no soportaba tener una hijita miedosa y resolvió curarme comprando con un hámster. Era un roedor idiota que se la pasaba todo el día dando vueltas en una rueda al interior de su jaula. Se murió muy pronto, no lo alimenté con atención. Ahora ya estoy casada y tengo dos hijos. Hace poco papá murió, infarto me parece. Llevábamos años sin hablarnos. Las ratas todavía me asustan.

Pasajera en trance (En: «Almanaque», Editorial Micrópolis 2014)
La llevé a varios lugares durante horas. Se retocaba el maquillaje cada vez que volvía a subir al taxi. Era imposible dejar de mirarla por el retrovisor. Cuando bajaba me pedía, por favor, que la esperase. Dudé la primera vez, tardo casi una hora, pero siempre regresaba. Me susurró al oído que al finalizar el recorrido me pagaría, acariciándome la oreja mientras jadeaba sus palabras. Llevo veinte años esperando que salga del edificio al que entró por última vez. 

Mujer maravilla (En: «Almanaque», Editorial Micrópolis 2014)
Después de salvar a una pareja, tres mujeres, dos niños y hasta un anciano, vuelve a casa. Una vez allí, su esposo le reclama por todo. Por la cena, otra vez ella ha comprado algo para calentar en el microondas. Le reclama por sus hijos, no han terminado la tarea ya que la niñera no sabe inglés y no están acostados. Le recrimina porque cada vez llega más tarde a casa. Porque ya casi no duermen juntos cuando se van a la cama. Al fin, le reclama porque su matrimonio se está yendo en picada. Ella intenta relajarse al máximo para no lastimarlo. Se le ocurre que la mejor solución para todos es que ambos acudan a una buena terapia con un psicólogo. Entonces, ella decide que a la mañana siguiente, al llegar a su consultorio, llamará a un colega que tiene y que sabe experto en terapia de parejas. Se anima a pensar que incluso es mejor que ella en estos temas.

Primera palabra (Inédito)
La angustiada madre llevaba buen tiempo esperando la primera palabra de su hijo.
     Cuándo me vas a decir «mamá»—le preguntó— ¿acaso no me amas?
     No —contestó el niño.