9 de noviembre de 2014

Lilian Elphick-Minificciones-Voz- Chile- l Edición

Lilian Elphick






Voz

En este espacio perdido, donde me ciega el resplandor de la ausencia, es beneficioso tantear tu voz, dragón alado, hasta repasarla con los dedos para fabricar, en la forja de mi lengua, la imagen de tus labios moviéndose.

Coordenada precisa, ofréceme el aire que las noches me niegan de tanto oírte; en la insistencia lujuriosa el fuego va a lo ya incendiado y se multiplica.  Y es cierto que espero con la desnudez a cuestas que silbes mi nombre y aquí-mejor-me-detengo.

Entretanto, equilibrada en tu cuerda, que es vocal y consonante, regreso al deseo: casa y refugio;  instalada la piel en su sitio, regreso y agrego un batir de alas al recuerdo del mal paso. Porque caería al precipicio, caería ahora mismo, con tal de ser recogida por tus exhalaciones. Es ahí, mi monstruo, mi verdadera ficción, donde quiero estar.