6 de noviembre de 2014

Dos veces bueno - ¡Esa es su música!Lacan a su analizante por Graciela Musachi






Dos veces bueno
                                                            ¡Esa es su música!
                                                                  Lacan a su analizante

Se ha podido decir que la sesión breve practicada por Lacan se inscribe en algo de la cultura occidental del siglo XX que comenzó con la música de Schonberg y Webern donde lo mínimo se combina con lo breve. La relación de las personas con la temporalidad cambiaría en el curso de ese siglo y eso se nos hace ahora evidente así que Lacan tomó en cuenta ese efecto.
La palabra “breve”, sin embargo, no se reduce a lo que indica el reloj como opuesta a ”larga” sino que remite tanto a lo mínimo de la música que es cada quien como a un cierto ritmo que se pone en juego en cada sesión y que depende de un tiempo que tambien es inherente a cada uno. Un analista opera en relación a esa música (las “notas” que la componen son letra inconciente) y a ese ritmo, produciendo cortes en esa eternidad (en el inconciente no hay tiempo, decía Freud) y precipitando momentos conclusivos que pondrán en marcha una segunda oportunidad para ése al que el tiempo no le pasaba salvo para perderlo bajo el nombre de síntoma. Al final conocerá algo de su música.  
Graciela Musachi
Octubre 2014