31 de julio de 2014

Sigmund Freud-El Porque de la Guerra.

Lo difundís?...

Violencias Diversas.Comentarios?

Envianos tus comentarios a info@citaenlasdiagonales.com.ar

Clara Schor- Landman.Lo enigmático en el camino hacia el porvenir. ( Psicoanalista. Dra. Ciencias Sociales U.B. A)








Lo enigmático en el camino hacia el porvenir.
Recordar, reelaborar para no repetir…
Althusser. El Porvenir es largo.
1. Para comenzar
 El trabajo  tiene dos perspectivas. En una perspectiva seguimos en el texto de Althusser el sesgo de su esfuerzo-en un momento crucial de su vida- en hacer una lectura retrospectiva con una nueva escritura de lo ya escrito.
Cuestión que llevó a una reflexión epistémica sobre el recuerdo, el olvido, la reelaboración y la repetición, operaciones significantes atravesadas por lo Real-Imposible.
En otra perspectiva, la nueva escritura de Althusser con las marcas de su transferencia con el Psicoanálisis. Escritura con tensiones, interrogantes abiertos, con puntos suspensivos que invita a la dilucidación.
En este sentido, una lectura razonada en clave psicoanalítica con estilo conjetural, de la que se desprenden conexiones discursivas e interrogantes en un recorrido que se reveló significativo por ser una escritura enigmática que se ofrece al movimiento desde el presente, al pasado,  hacia el porvenir.
1° Perspectiva
1. El corte
Fue un acto de Althusser el que  marcó su vida con un antes y un después.  La justicia no lo interrogó, silenciaron sus palabras,  lo sentenciaron a reclusión en Sainte Anne.
Se abrió otra temporalidad.  Una lectura retrospectiva y una escritura sobre lo ya escrito en la cual da testimonio de su transferencia al Psicoanálisis.
Nueva escritura que reinterpreta la lectura de lo anterior con contradicciones, interrogantes y tensiones ofrecidas al  porvenir.
El porvenir es largo es una expresión que se dimensiona con un pasado que encontró su límite respecto de  una escritura interminable entre el recuerdo y el olvido.
Recordar, reelaborar para no repetir, puntos suspensivos, conlleva preguntas que se desprenden del texto de Althusser y al mismo tiempo desordena la secuencia freudiana “Recordar, repetir y reelaborar”, artículo que guarda relaciones con  “Los recuerdos encubridores”.
El artículo sobre los recuerdos encubridores es contemporáneo al libro de los sueños. En los sueños, el  ombligo. En los recuerdos, el hiper- relieve, imagen muy nítida recordada en forma  descentrada a algo intrascendente,  falta de recuerdo de algo importante.
Recuerdos- olvidos, retazos con los que se construyen versiones ficcionales de la historia. Piezas faltantes, relato incompleto, búsqueda de indicios en la memoria que no garantiza nada.
Punto límite universal donde en el juego significante, los significados particulares chocan con lo imposible de representar, lo Real.
En el artículo sobre los recuerdos encubridores (1914), Freud conserva la idea del límite a la rememoración, pero pone el acento en el problema de la repetición.
Un fenómeno inconsciente que no cesa, imposible de detener que empuja al  trabajo alrededor de lo que se escabulle en la repetición de lo que vuelve al mismo lugar.
 En términos de recuerdos nos referimos al trabajo de recordar bordeando con lo simbólico los agujeros de lo  Real.  Corte en la inercia del sentido, encuentro con la sorpresa,  hallazgos entre piezas sueltas.
2. El Psicoanálisis, la ideología y el pensamiento de Althusser. 
Desde un principio, el Psicoanálisis no estuvo en conformidad ideológica con  las ideas de progreso de la ciencia, ni con las bases socioculturales, morales, económicas  del liberalismo de la época. En la trama sociocultural,  representaba una rasgadura en el edificio de ideas,  creencias y significados establecidos.
El descubrimiento freudiano del inconsciente puso patas para arriba las ideas morales, religiosas, sociales, culturales y políticas en la concepción de la época sobre el ser humano. Seres humanos que no son objetos naturales.  Tampoco  podían ser pensados como  criaturas de Dios, inocentes  llenas de bondad y pura consciencia. Freud pone sobre el tapete la noción de seres fracturados por lo inconsciente,  efecto del lenguaje, sexuados y mortales que no son por fuera de los lazos sociales y que son impredecibles, incalculables e irrepetibles.
Tiempo después, en el interior del campo psicoanalítico, hubo fuertes discusiones políticas, clínicas y epistémicas a raíz de la  pretensión de extensión del Psicoanálisis.
Cuestión que derivó en  la psicologización de la teoría psicoanalítica. Condición para la inclusión en   la trama ideológica del neoliberalismo de la época.
3. Lo Imaginario, lo Real
Fue Lacan  quien recogió el guante del problema de la ideología psicologizante del Psicoanálisis.
A propósito del recuerdo, la diferencia entre la psicología psicoanalítica y el psicoanálisis de orientación lacaniana se distinguen dos series lógicas:
1) La serie Imaginaria: Realidad, Reproducciones, Comportamientos.
 2) La serie Real, Repetición, Acto.
 En esta última serie, en el juego significante del recordar, los recuerdos chocan con lo imposible de representar. Atañe a un Real  esquivo.
Dos series lógicas que se las pueden hacer extensivas a dos perspectivas ideológicas definidas por el lugar o no lugar que se le otorga a lo Real Imposible como núcleo de las configuraciones subjetivas y sociales.
2° Perspectiva
 1. Lacan, Althusser. La ideología
Lacan distinguió al discurso capitalista como forma de lazo social que suprime la función lógica de la imposibilidad.  Todos los goces permitidos en las subjetividades, en los lazos sociales. Prepotencia de lo Real, circularidad imparable, imperativos del superyó, voluntad de poder,  desplegado en las estrategias neoliberales[1].
Un nuevo orden de racionalidad transformadora del sujeto así como de los lazos sociales. Un modelo económico, social y cultural con sujetos caracterizados por  excesos, consumos,  pregnancia de las imágenes,  pocas palabras y muchas acciones.
En la dimensión de las Políticas Públicas, en el campo de la salud mental, la racionalidad neoliberal transformó las políticas para seres hablantes en políticas tecnocráticas.
Tal operación desarticuló las  combinatorias entre teorías, métodos y prácticas. Es decir, métodos y prácticas programadas, mediciones y evaluaciones, operaciones destituyentes de lo contingente y del valor de las narrativas. Reducción del  sujeto al estatuto de un objeto natural observable, homogéneo y universal, sin particularidad alguna.
En este punto, si articulamos  las enseñanzas de Lacan y el pensamiento de  Althusser  es posible suponer que la ideológía de la racionalidad tecnocrática del modelo neoliberal: Nos piensa, es decir, somos pensados por ella.
Pero también podemos suponer que con la noción sujeto hablante, sexuado y mortal, un poco adentro y  un poco afuera de una racionalidad que parece absoluta, estaría la posibilidad-imposibilidad de un forzamiento de la repetición de certero porvenir.
 Trabajo en el que puede   asomar en forma contingente, la sorpresa de lo nuevo al por- venir.
2. Ideología. Subjetividad.
En  la Tesis de 1969 Althusser plantea: “Toda ideología interpela a los individuos concretos como sujetos concretos, por el funcionamiento de la categoría de sujeto”.
Argumenta que en la existencia material de la ideología, están  subsumidos los individuos en tanto sujetos a través de la materialidad de las prácticas y los comportamientos.
La tesis da a pensar si lo que está en juego en las ideologías son diferentes condiciones de goces.
De ser así, la interpelación- en su sentido íntimo- recae sobre las singulares condiciones de goce de cada quien. En este sentido se puede pensar que en el nivel de la ideología no hay posiciones  neutrales en  los seres hablantes (fracturados por lo inconsciente que no son por fuera de los lazos sociales).  Lo sepan o no, tienen una posición subjetiva tomada.
 Por último, Althusser, refiriéndose al decir de Marx señaló “Un niño sabe que una formación social que no reproduzca las condiciones de producción al mismo tiempo que produce, no sobrevivirá siquiera un año”.
                                     Clara Schor- Landman.
                                    Psicoanalista.  Dra. Ciencias Sociales U.B. A

Versión reducida del trabajo expuesto en las III Jornadas de Marxismo y Psicoanálisis. Organizadas por Proyecto UBACYT del Instituto de Investigaciones Gino Germani: Discurso, Política, Sujeto: Encuentros entre el Marxismo, el Psicoanálisis y las teorías de la significación.
                                                       


[1] En tanto discurso, el capitalismo impuso nuevas relaciones alrededor  de lo Real imposible. Es decir otra lógica relacional entre lo Social (aspecto socioeconómico), lo Cultural (aspecto sociocultural) y los Modos Subjetivos de vivir-gozar.

29 de julio de 2014

Clara Schor- Landman. Lo enigmático en el camino hacia el porvenir.







Lo enigmático en el camino hacia el porvenir.
Recordar, reelaborar para no repetir…
Althusser. El Porvenir es largo.
1. Para comenzar
 El trabajo  tiene dos perspectivas. En una perspectiva seguimos en el texto de Althusser el sesgo de su esfuerzo-en un momento crucial de su vida- en hacer una lectura retrospectiva con una nueva escritura de lo ya escrito.
Cuestión que llevó a una reflexión epistémica sobre el recuerdo, el olvido, la reelaboración y la repetición, operaciones significantes atravesadas por lo Real-Imposible.
En otra perspectiva, la nueva escritura de Althusser con las marcas de su transferencia con el Psicoanálisis. Escritura con tensiones, interrogantes abiertos, con puntos suspensivos que invita a la dilucidación.
En este sentido, una lectura razonada en clave psicoanalítica con estilo conjetural, de la que se desprenden conexiones discursivas e interrogantes en un recorrido que se reveló significativo por ser una escritura enigmática que se ofrece al movimiento desde el presente, al pasado,  hacia el porvenir.
1° Perspectiva
1. El corte
Fue un acto de Althusser el que  marcó su vida con un antes y un después.  La justicia no lo interrogó, silenciaron sus palabras,  lo sentenciaron a reclusión en Sainte Anne.
Se abrió otra temporalidad.  Una lectura retrospectiva y una escritura sobre lo ya escrito en la cual da testimonio de su transferencia al Psicoanálisis.
Nueva escritura que reinterpreta la lectura de lo anterior con contradicciones, interrogantes y tensiones ofrecidas al  porvenir.
El porvenir es largo es una expresión que se dimensiona con un pasado que encontró su límite respecto de  una escritura interminable entre el recuerdo y el olvido.
Recordar, reelaborar para no repetir, puntos suspensivos, conlleva preguntas que se desprenden del texto de Althusser y al mismo tiempo desordena la secuencia freudiana “Recordar, repetir y reelaborar”, artículo que guarda relaciones con  “Los recuerdos encubridores”.
El artículo sobre los recuerdos encubridores es contemporáneo al libro de los sueños. En los sueños, el  ombligo. En los recuerdos, el hiper- relieve, imagen muy nítida recordada en forma  descentrada a algo intrascendente,  falta de recuerdo de algo importante.
Recuerdos- olvidos, retazos con los que se construyen versiones ficcionales de la historia. Piezas faltantes, relato incompleto, búsqueda de indicios en la memoria que no garantiza nada.
Punto límite universal donde en el juego significante, los significados particulares chocan con lo imposible de representar, lo Real.
En el artículo sobre los recuerdos encubridores (1914), Freud conserva la idea del límite a la rememoración, pero pone el acento en el problema de la repetición.
Un fenómeno inconsciente que no cesa, imposible de detener que empuja al  trabajo alrededor de lo que se escabulle en la repetición de lo que vuelve al mismo lugar.
 En términos de recuerdos nos referimos al trabajo de recordar bordeando con lo simbólico los agujeros de lo  Real.  Corte en la inercia del sentido, encuentro con la sorpresa,  hallazgos entre piezas sueltas.
2. El Psicoanálisis, la ideología y el pensamiento de Althusser. 
Desde un principio, el Psicoanálisis no estuvo en conformidad ideológica con  las ideas de progreso de la ciencia, ni con las bases socioculturales, morales, económicas  del liberalismo de la época. En la trama sociocultural,  representaba una rasgadura en el edificio de ideas,  creencias y significados establecidos.
El descubrimiento freudiano del inconsciente puso patas para arriba las ideas morales, religiosas, sociales, culturales y políticas en la concepción de la época sobre el ser humano. Seres humanos que no son objetos naturales.  Tampoco  podían ser pensados como  criaturas de Dios, inocentes  llenas de bondad y pura consciencia. Freud pone sobre el tapete la noción de seres fracturados por lo inconsciente,  efecto del lenguaje, sexuados y mortales que no son por fuera de los lazos sociales y que son impredecibles, incalculables e irrepetibles.
Tiempo después, en el interior del campo psicoanalítico, hubo fuertes discusiones políticas, clínicas y epistémicas a raíz de la  pretensión de extensión del Psicoanálisis.
Cuestión que derivó en  la psicologización de la teoría psicoanalítica. Condición para la inclusión en   la trama ideológica del neoliberalismo de la época.
3. Lo Imaginario, lo Real
Fue Lacan  quien recogió el guante del problema de la ideología psicologizante del Psicoanálisis.
A propósito del recuerdo, la diferencia entre la psicología psicoanalítica y el psicoanálisis de orientación lacaniana se distinguen dos series lógicas:
1) La serie Imaginaria: Realidad, Reproducciones, Comportamientos.
 2) La serie Real, Repetición, Acto.
 En esta última serie, en el juego significante del recordar, los recuerdos chocan con lo imposible de representar. Atañe a un Real  esquivo.
Dos series lógicas que se las pueden hacer extensivas a dos perspectivas ideológicas definidas por el lugar o no lugar que se le otorga a lo Real Imposible como núcleo de las configuraciones subjetivas y sociales.
2° Perspectiva
 1. Lacan, Althusser. La ideología
Lacan distinguió al discurso capitalista como forma de lazo social que suprime la función lógica de la imposibilidad.  Todos los goces permitidos en las subjetividades, en los lazos sociales. Prepotencia de lo Real, circularidad imparable, imperativos del superyó, voluntad de poder,  desplegado en las estrategias neoliberales[1].
Un nuevo orden de racionalidad transformadora del sujeto así como de los lazos sociales. Un modelo económico, social y cultural con sujetos caracterizados por  excesos, consumos,  pregnancia de las imágenes,  pocas palabras y muchas acciones.
En la dimensión de las Políticas Públicas, en el campo de la salud mental, la racionalidad neoliberal transformó las políticas para seres hablantes en políticas tecnocráticas.
Tal operación desarticuló las  combinatorias entre teorías, métodos y prácticas. Es decir, métodos y prácticas programadas, mediciones y evaluaciones, operaciones destituyentes de lo contingente y del valor de las narrativas. Reducción del  sujeto al estatuto de un objeto natural observable, homogéneo y universal, sin particularidad alguna.
En este punto, si articulamos  las enseñanzas de Lacan y el pensamiento de  Althusser  es posible suponer que la ideológía de la racionalidad tecnocrática del modelo neoliberal: Nos piensa, es decir, somos pensados por ella.
Pero también podemos suponer que con la noción sujeto hablante, sexuado y mortal, un poco adentro y  un poco afuera de una racionalidad que parece absoluta, estaría la posibilidad-imposibilidad de un forzamiento de la repetición de certero porvenir.
 Trabajo en el que puede   asomar en forma contingente, la sorpresa de lo nuevo al por- venir.
2. Ideología. Subjetividad.
En  la Tesis de 1969 Althusser plantea: “Toda ideología interpela a los individuos concretos como sujetos concretos, por el funcionamiento de la categoría de sujeto”.
Argumenta que en la existencia material de la ideología, están  subsumidos los individuos en tanto sujetos a través de la materialidad de las prácticas y los comportamientos.
La tesis da a pensar si lo que está en juego en las ideologías son diferentes condiciones de goces.
De ser así, la interpelación- en su sentido íntimo- recae sobre las singulares condiciones de goce de cada quien. En este sentido se puede pensar que en el nivel de la ideología no hay posiciones  neutrales en  los seres hablantes (fracturados por lo inconsciente que no son por fuera de los lazos sociales).  Lo sepan o no, tienen una posición subjetiva tomada.
 Por último, Althusser, refiriéndose al decir de Marx señaló “Un niño sabe que una formación social que no reproduzca las condiciones de producción al mismo tiempo que produce, no sobrevivirá siquiera un año”.
                                     Clara Schor- Landman.
                                    Psicoanalista.  Dra. Ciencias Sociales U.B. A

Versión reducida del trabajo expuesto en las III Jornadas de Marxismo y Psicoanálisis. Organizadas por Proyecto UBACYT del Instituto de Investigaciones Gino Germani: Discurso, Política, Sujeto: Encuentros entre el Marxismo, el Psicoanálisis y las teorías de la significación.
                                                       


[1] En tanto discurso, el capitalismo impuso nuevas relaciones alrededor  de lo Real imposible. Es decir otra lógica relacional entre lo Social (aspecto socioeconómico), lo Cultural (aspecto sociocultural) y los Modos Subjetivos de vivir-gozar.