26 de abril de 2012

"Vocaciones": Armando Bo, el último Elvis

Desde sus inicios, Cita en las Diagonales buscó convertirse en un espacio de reflexión acerca de las vocaciones. La revista ha experimentado sobre este tema en varias de sus facetas. Tal vez los lectores recuerden, por ejemplo, el ciclo "El nacimiento de las vocaciones" -una serie de entrevistas donde los personajes centrales fueron niños de entre 5 y 11 años-, o el ciclo de escritos "Escriben los analizantes" -donde distintos pacientes psicoanalíticos reflexionaron sobre la influencia del psicoanálisis en el desarrollo de su vocación.

Hoy, la revista aborda una faceta distinta. Se trata de una vocación consumada, pero tomada en un momento clave de su desarrollo. Sucede que hoy, 26 de abril de 2012, el director de cine Armando Bo estrena su primera película, "El último Elvis". Susana Hoffmann, directora de Arte y Producción de la revista, lo entrevistó hace algunas semanas para conocer sus ideas y su estado de ánimo en un momento tan importante de su carrera.

Armando Bo es un nombre que a ningún argentino le pasa desapercibido. Así se llamaba un archiconocido director de cine que llegó a la fama gracias a filmes que tenían por personaje central a Isabel Sarli, mejor conocida como "La Coca". Varias décadas después, su nieto eligió la misma profesión, aunque con un perfil marcadamente distinto.

Susana habló con Armando sobre varios temas: sus recuerdos familiares en torno al cine, su relación con el conocido director mexicano Alejandro González Iñárritu, su desempeño como director de cine publicitario,  su salto a la pantalla grande y sobre su opera prima, "El último Elvis".

En este espacio pueden encontrarse las primera de las tres partes en que se dividió la charla, junto con algunas frases de cada extracto. La entrevista completa está disponible en www.citaenlasdiagonales.com.ar.


Armando Bo, "Armando empujando" (1 de 3)


-"Actué en una película que produjo mi viejo que se llamó 'Ya no hay hombres' a los 7, 8 años. Me quisieron tirar para el lado de actor y por suerte no tuve talento (risas). Luego también actué en 'Las puertitas del Sr. López'. Después, no tengo recuerdos del cine, salvo interactuar con elementos que había en casa. Alguna vez he jugado con cassettes sin saber que estaba haciendo mierda una copia de alguna película soft-porno de Armando (Risas)".

Su relación con Alejandro González Iñárritu (Director: "Amores Perros", "Babel", "21 gramos", "Biutiful")
-"Yo había filmado 2 o 3 comerciales y me contrataron de una productora en Los Ángeles (...). Conocí ahí a una productora mexicana, fui a México a repartir unos reels y conocí a mi amigo Pelayo Gutiérrez, que es amigo de infancia de Alejandro González Iñárritu. Pelayo fue muy importante para mí; alguien que venía con la escuela americana de franelear al director, que en Argentina no es común. Es como le pasa a Messi, que afuera no para de hacer goles y acá todos le hacen sentir que no es el mejor. Acá no está eso de hacerte sentir que vos podés ser el mejor. Y eso te da confianza. Empecé a filmar algunos comerciales para ellos".
-"Hay una anécdota muy graciosa: estábamos en la productora en un momento donde 'Amores perros' competía con 'Amélie' por los Oscar y yo decía que, para mí, Amélie era mejor. El escritor de Alejandro estaba presente y yo no sabía quién era. Me escuchó ¡y le contó a Alejandro lo que yo decía!


Armando Bo, "Elvis y Biutiful" (2 de 3)


-Escribimos el guión de "El último Elvis" y se lo hicimos llegar a Alejandro González Iñárritu porque queríamos saber qué opinaba. le gustó mucho y fue el primer gran impulso. Creo que olfateó el proyecto. A los dos meses, nos convocó a coescribir el guión de 'Biutiful'".
-"Nunca nos dio un guión previo ni nada. Nos dio las ideas y quedamos en escribir las primeras 20 páginas para ver qué opinaba al respecto. Se las enviamos y nos respondió con opiniones de qué le había gustado, qué no, incluyó agregados suyos y con el tiempo se fue dando una relación más fluida. El guión lo terminamos escribiendo entre los tres, a seis manos".
-"Hice un comercial con un doble de Elvis y me puse a pensar qué le podría pasar por la cabeza a alguien para tomar la identidad de otro. Que quiere ser otro. Me interesa esta cuestión de la doble personalidad, la falta de personalidad. Creo que son temas modernos".
-"Internet posibilitó que cualquiera saliese a mostrarse, estar, ser graciosos. Acceder a la viralidad".



Armando Bo, "Otro Armando" (3 de 3)



-"No siento un peso por llamarme Armando Bo. Yo soy Armando Bo. No conviví con mi abuelo y no tuve otro Armando Bo conmigo. Él falleció cuando yo tenía 2 años . También, su arte y sus películas eran tan personales con respecto a lo que él hacía, que no es algo que yo tenga presente al momento de hacer. Sí siento que tengo similitudes en cuanto a personalidad, de ir al frente, hacer cosas, llevarlas adelante, ser positivo, pero no lo siento como un peso. También es cierto que no sé qué se sentiría no serlo".
-"Hay dos momentos en la carrera de mi abuelo. Hay dos películas que hizo antes de conocer a Isabel Sarli que me parecen muy sólidas; son muy opuestas a lo que hizo después. Hubo películas de estructura muy interesante que no tenían que ver con el sexo o con el deseo".
-"No sé si quiso y no pudo salir, o encontró un caballito de batalla que explotó durante mucho tiempo. Eso convivió con una historia familiar suya que tenía, ya que tenía una relación con Isabel y otra con mi abuela, y paralelamente se dio una decadencia fuerte de la familia de mi abuela".
-"La publicidad es el lugar donde aprendí".