28 de marzo de 2012

"Galería de Vocaciones": Thereza Salazar y las artes plásticas


Thereza Salazar es una artista plástica que vive y trabaja en São Paulo, Brasil. Se graduó en Artes Plásticas en la Universidad Federal de Uberlândia y, según afirma, vive con pasión todo lo que hace. Participó de varias exposiciones en Brasil y en el exterior, y cuenta con el reconocimiento de todos los que conocieron su obra. Cuenta con un espacio personal,  www.flickr.com/photos/therezasalazar, donde se pueden conocer muchas de sus obras más destacadas.

Veamos un poquito qué dicen las voces autorizadas sobre las creaciones de Thereza: "es una artista que posee una obra intrigante, metamórfica. Metamórfica no por el tema o por el motivo, sino en el sentido de tornar las imágenes abiertas. La apertura creada por Thereza está en el orden de un encadenamiento de imágenes que suscita su trabajo, un movimiento continuo que espero mínimamente intentar acompañar aquí. En el desafío del próximo paso – aunque existan vestigios en sus imágenes anteriormente constituidas –, Thereza crea una especie de encadenamiento: su trabajo con mapas celestes se acerca a la noche en el mercado municipal de Sao Paulo, al espacio público; desde tales mapas, como si la constelación creara carne, serpientes se entrecruzan en la materia de las lentejuelas brillantes formando blasones insólitos. Así, es como si ese mapa una vez celeste, después de serpentear en el brillo de blasones, se volviera, literalmente, “un mapa de dentro”, cuyas ramificaciones vegetales se convierten en escritura, imagen. En resumen, esos son algunos trabajos desarrollados por la artista que parecen ser un único trabajo, un dibujo en vías de una metamorfosis, un trazo continuo". Pueden leer el resto de esta reflexión en este enlace.

Los dejamos con una pequeña selección de sus trabajos, para que disfruten y nos comenten qué les pareció. El resto de las imágenes está disponible en nuestra Galería de Vocaciones, en la red Flickr











26 de marzo de 2012

"Galería de Vocaciones": Mauricio Giacomino, caricaturista

Mauricio Giacomino es el nuevo integrante de nuestra galería de vocaciones. Les contamos un poquito sobre él: Nació en Choele Choel, provincia de Río Negro, tiene 33 años y estudió Diseño Gráfico en la UBA. Hoy trabaja como diseñador gráfico y diseñador web, y  también se dedica a la ilustración, la creación de juegos, humor, historietas, caricaturas, animaciones 2D, etc., para varias editoriales, agencias, diarios, libros y revistas.

Mauricio compartió con nosotros estas hermosas caricaturas. La galería completa de imágenes está disponible en una carpeta de nuestra Galería de Vocaciones (en Flickr). Ahora, a disfrutar su arte!


Tobías Yaryura
Braulio Moyano
Mauricio Goldemberg

Carolina Tobar García
J. M. Ramos Mejía
Sigmund Freud

José Ingenieros
Domingo Cabred

Julio Cortázar



Jacques Lacan




 

23 de marzo de 2012

"Otra editorial", por Tomás Hoffmann

Otra Editorial

Sobre citas y diagonales

Una cita siempre es, en mayor o menor medida, a ciegas. Imprevisible. Por más previsiones que se pretendan tomar.

Hace ya muchos años fundamos con algunos colegas un centro de investigación y trabajo analítico en La Plata, ‘ciudad de la diagonales’ en el plano originariamente urdido por Dardo Rocha y trazado por Pedro Benoit: “Rocha previó plazas cada 6 cuadras para que el encuentro resultara más fluido, pero también, por razones higiénicas, de orden social y represiva (ya que) desde las plazas, rodeadas de calles y diagonales en fuga, se favorecería la salida.”[1]

Aventurémonos por las ‘diagonales en fuga’. Tienen sentido, tienen varios sentidos, tienen tantos sentidos que es fácil ubicar acá la ‘fuga de sentido’, expresión de Lacan, con el cual tropezamos varias veces, siendo allí desorientador si no se cuenta con un sentido: una  orientación clara. Esto también incluye el hecho que: “para salir de la trampa del sentido, hay que dejarse atrapar (por él)”[2]

La cita es: “El sentido del sentido de mi práctica se captura por el hecho de que se fugue: que hay que entender como de un tonel, no como de un salir  de escape”[3] Y la cita que da orientación a la de Lacan es: “la fuga es lo real del sentido, la fuga es el objeto perdido del sentido (…) El sentido es fundamentalmente ruselliano: no permite construir un conjunto total.”[4] Uno de los célebres ejemplos de la paradoja de Russell es el del barbero de un pueblo que sólo afeita a personas que no se afeitan a sí mismas; entonces, ¿debe afeitarse él a sí mismo o no? Debería no afeitarse y debería afeitarse…en otras palabras: no permite construir un conjunto total.

Precursor de Russell, Cantor no sólo estableció la base de la teoría de los conjuntos sino que puso en evidencia, mediante su método diagonal, que los números reales no eran enumerables. Si bien la inmensa mayoría de los números -todos los racionales- son correlacionables con los números naturales, es decir enumerables, contables,  si a estos números se les agregan los números irracionales como π ó e, estos ya no pueden ser correlacionados y por lo tanto, contados. Pero hay que probarlo. Con ese fin Cantor realizó un arreglo: una grilla, donde por un lado ubicaría en orden a  todos los números decimales reales comprendidos entre 0 y 1 (por ej. 0,014953…; 0,014954…, etc.) para correlacionarlos,  uno por uno, con un número natural (1, 2,3,etc.). Es válido. Una vez ‘finalizado’ el arreglo, la correlación y el conteo infinito, donde todos los números decimales entre 0 y 1 serían contables, decide trazar una línea diagonal  tomando el 1. número del primer decimal, el 2. número del segundo decimal, el 3. del tercero, etc., para luego modificar cada uno de esos números marcados por la diagonal en, por ej., +1.  De esta manera sencilla obtenía un nuevo número decimal, entre 0 y 1, que no podría haber estado en el arreglo anterior (pues por el cambio realizado en la diagonal no era igual al 1., ni al 2., ni al 3., etc.), donde, sin embargo, estaban todos los números decimales…O sea: estaban todos y resulta que no estaban todos...Si se está metido en el asunto es asombroso y vertiginoso. Es asistir a la presentación novedosa de un número cuando se suponía que ya estaban todos. Recuerda a la extraordinaria indicación de Freud en cuanto a considerar cada caso (lo que cae, por sorpresa)  como totalmente único. Con toda la casuística y teoría que se haya adquirido y dispuesto previamente.  

Dándose cita en esa diagonal se encontrarán siempre nuevos números tras considerar que ya estaban todos. Eso buscamos y encontramos. En cada entrevista, en cada texto, en cada obra.
Por esto esta revista de citas en las diagonales.

Tomás Hoffmann



[1] Artigas, Celina. Una nueva ciudad. En La Plata, ciudad inventada, Primer Párrafo, 2010
[2] Tarrab, Mauricio. La fuga del sentido y la práctica analítica. En La fuga del sentido y la práctica analítica. Grama, 2008
[3] Lacan, Jacques. Introducción a la edición alemana de los Escritos. En Uno por Uno N.42, EOLIA-Paidós, 1995
[4] Miller, Jacques-Alain. Sobre la fuga del sentido. En Uno por Uno N.42, EOLIA-Paidós